Les damos la bienvenida a nuestra iglesia. Nuestro deseo es que nuestra adoración honre y exalte a nuestro Señor Jesucristo. Muchas personas en nuestra congregación le han encontrado a Cristo como el Sanador de sus corazones quebrados, el Restaurador de sus amistades, el Salvador de sus pecados y la Persona que les ha limpiado de toda maldad. Nuestra oración es que cada persona que nos visite se sienta la presencia de Cristo y que encuentre paz en su corazón con Dios
En Vivo